domingo, 20 de setiembre de 2009

Siempre tú

Me pregunto que estarás haciendo en estos momentos,
qué tantos cambios han pasado en ti desde nuestra despedida,
esa que hiciste sin siquiera avisarme.

Formé parte de tu vida y no podemos negarlo,
la complicidad surgió de inmediato al conocernos
y la risa era garantía cuando te veía.
Recuerdo tus ojos, ni grandes ni pequeños
pero siempre intensos como Tú.

En mis recuerdos estas tan presente que ni lo creerías,
añoro esos momentos... tú en mi casa o en la de un buen amigo,
tú al teléfono, en la calle, en el carro, en la radio.
Conocí a depeche por ti y everybody wants to rule the world es una de mis favoritas solo porque la cantaste en el micro sin que los demás importaran.
Así eras tú, única, alocada, intensa, bella siempre bella.

Pregunto por ti a cualquiera que te conozca y ninguno me da respuesta,
tú menos, hace mucho que no tengo nada de ti tan solo momentos
detenidos en el tiempo, en mi espacio, en mi casa, en mi cuarto, en mi "jaula".

Nunca te pronuncié palabras que quise y calle para no perdernos,
no es momento tal vez para sacarlas a flote,
mucho menos para pedirte una explicación por tu partida. Sí, me enteré
que viajarás y no sé si esta es la definitiva, si volverás o no,
si te acordaras de esta vez marcar mi numero y saludarme por mi cumpleaños
o vendrás como hace mucho lo prometiste, no tardes mucho por favor,
llevo años esperándote.

viernes, 4 de setiembre de 2009

Y lo detesto

Detesto volver a verte de la misma manera.
Y detesto detestar las cosas,
añorar momentos funestos que comparti a tu lado
si es que compartimos algo
y me miento al creer que te he olvidado.




Detesto verte a lo lejos mientras tu sonrisa y miradas
se dirijen a otra persona y yo
deseando ocupar ese lugar,
y tú lo intuyes
tú siempre intuyes.

Me detesto por no ser lo suficientemente fuerte
y caer en tu juego,
una que otra mirada
palabras frescas amenando el momento
y yo queriendote en silencio
queriendo el momento;
mis manos en tu cuerpo
mis labios en tu rostro
complicidad hecha realidad una noche de invierno,
calor intenso todo el año por ti en mi cuerpo.

Detesto saberte alegre y renovando mis dias cuando te veo,
pisando más fuerte cuando el recuerdo vuelve a mi mente
y lo notas en mis ojos, en la manera sutil de alejarme
cuando el instante es preciso para un beso
y tú lo sabes, tú siempre sabes... Tú siempre ganas.