sábado, 20 de setiembre de 2014

Encuentros

Ojalá las horas de la noche bastaran
para sanar un corazón roto
nos duró apenas
el instante en que creímos y fluimos
dos personas tan diferentes
y de alguna otra forma, similares

un camino que sigo
aunque no veo el recorrido
la vista alzada para no encontrarme con tu mirar
ternura propia de tu edad
inmadurez
fue demostrado hoy
y mi paciencia apenas pudo

no tu culpa
nunca tu culpa
abrazo sincero
momento de la despedida
un efímero encuentro.

No hay comentarios.: