lunes, 28 de setiembre de 2015

Inolvidable

Y de pronto me quedo mirando su rostro
delicadas manos que tomo
y hago mías acercandolas a mi pecho
inolvidable el momento que vivimos
un beso en los labios para calmar el alma
que reclamaba, inconscientemente,
momentos como éste.

Noche de estrellas y una luna llena
que me cautiva de todas las formas posibles
y yo que no puedo alejarme de tu lado
¡Quédate conmigo!
de esa forma, cariño
como nunca antes lo hicieron
en la ternura de un abrazo
siendo inolvidable
el momento que vivimos.