viernes, 15 de febrero de 2013

Por si decides volver


Cómo se puede esconder una esperanza en el alma
si vuelvo a caminar por aquellas calles que fueron nuestras
y nos veo felices concentradas en aquella caminata.

Ya pertenece al pasado, lo sé
perfectamente, lo sé.
Ahora cada una va por su camino,
tocaba así la historia;
sin embargo, te pienso, te sueño, te siento.

Veo nuestras fotos y una gran interrogante se apodera de mi.
Qué nos pasó?
El tiempo ha pasado y aunque hoy estás lejos
anhelo tu presencia, tu sentir, tu mirar.

Por teléfono, cada explicación tuya,
cada excusa,
cada aclaración para no vernos,
cada despedida tuya ya no es en persona.
No te negaré que es en esos momentos
mi esperanza se hace fuerte,
mi mente se torna en mi peor enemigo
Y si todavía siente cosas por mi?

Es complicado esta situación,
deseo llamarte pero sé que no debo...
Tu voz a lo lejos, no sé cuando fue la última vez que no sonó desde un recuerdo.

Allí estás una vez más, "en línea",
tu foto de lado, cabello suelto,
una pantalla, cientos de kilómetros,
terco corazón
Hay esperanza acaso?
No me digas que no estás pendiente de mi en silencio,
con tu orgullo,
con tu complicada forma de ser.

Jamás lo aceptarás, lo sé
menos para volver a mi, también lo sé,
muy a pesar de que aquí yo te espero,
cosas de la vida...
No me mientas una vez más diciendo que no me amas
ni trates de luchar contra los sentimientos
prolongando palabras de amor que sientes hacia mi.

No, esto no es para cobardes,
te advertí desde un inicio,
un gran amor no puede morir así,
otro día más que nuestra historia se queda en el aire.

No me digas ahora que no significo nada en tu vida, no después de lo que vivimos
y aunque desespera, no haré más por ti
Quieres permanecer en tu error para recién darte cuenta?
Perfecto, vive y madura,
despójate de tus miedos y complejos,
aprende y valora,
sé intensa en cada paso y mientras tanto,
como en todo este tiempo,
seguiré frecuentando nuestras calles
por si algún día,
en esta o en otra vida,
tú decides volver.

sábado, 9 de febrero de 2013

Y pudo ser

Otra madrugada, un dolor conocido,
un viejo amigo que de cuando en cuando vuelve.
Dolor de cabeza, de cuello, de cuerpo,
hasta el alma duele, pesa, abandona, aprisiona.

Un calorcillo en la noche hace más imposible encontrar reposo en estos momentos.
Calles conocidas recorren mi mente,
caminata a oscuras, acompañadas de la luna,
dos extraños en la ciudad,
tan cerca como para sentirse unidos,
tan lejos como para aún planear su futuro.

No negaré que afrontar la realidad es más que complejo,
mi mente acelera el paso, maquina, y se pregunta si yo signifiqué tanto como lo decías. Palabras más, palabras menos,
tu actuar tiene algo de reprochable, lo sabes,
pero eso no importa mientras tu presente te llene.
Jamás vamos a verlo, nunca tú como yo a ti.

Tomo tu mano, lo recuerdo,
ese aroma conocido,
el perfume que me alocaba,
recuerdas cuando te lo decía?
mis manos que se amoldaban a tu cuerpo,
será de otra en algún momento,
así va la vida,
así tendrá que ser hasta que la madurez te alcance y te traiga nuevamente a mi lado.

Suena tan fácil y perfecto,
la espera no viene de tu lado, no, ya no.
Lima nunca dejó de hacerme compañía
mientras tú, en estos momentos, te encuentras a kilómetros de mi.

Toca guardar los sentimientos,
soñar y comenzar de cero, nuevamente,
así estaba planeado,
no sé que viene, no sé que toca,
director, por favor, dígame cuando conoceré a la protagonista de mi historia?
Un personaje del pasado o
aún armas la escena en que la conozco?
calles conocidas recorren mi mente,
dos amantes que, en mi mente, se unen...
Pudo ser el amor de mi vida
pero prefirió ser un recuerdo.